Rodriguez Lewis & Kahn
213.297.3800
In English
Inicio Perfil de Abogados Areas De Practica Contáctenos

APELACIONES PENALES

Si usted, o alguien que usted conoce ha perdido un juicio penal, es momento de considerar hacer una apelación. Los resultados al perder un caso penal pueden ser trascendentales, desde una condena en la cárcel del condado, en la prisión estatal y hasta cadena perpetua. Si éste es su caso, es hora de llamar a los abogados con experiencia en casos de apelaciones penales de las oficinas de Rodriguez, Lewis & Kahn para una consulta gratis con el fin de determinar el mejor curso de acción legal que se debe tomar para devolverle su libertad y sus derechos.

¿QUÉ ES UNA APELACIÓN PENAL?

Los juicios en California se llevan a cabo en el Tribunal Superior. Cuando un acusado pierde un juicio por un delito grave en el Tribunal Superior, tiene el derecho de que un tribunal superior, el “Tribunal de Apelaciones” revise las decisiones de los tribunales de primera instancia para eterminar si se cometió algún error legal. Éste no es un juicio nuevo, sino una revisión realizada por un panel de tres jueces de “apelación,” el cual determina si se cometieron errores en el tribunal inferior. El Tribunal Supremo de California revisa las decisiones del Tribunal de Apelaciones. El “Departamento de Apelaciones del Tribunal Superior” revisa la apelación de una condena por un delito menor. Con buenos abogados en casos de apelación como los de las oficinas de Rodriguez, Lewis & Kahn, los resultados por lo general otorgan el derecho de que se lleve a cabo un juicio nuevo en el Tribunal Superior o que se reduzca la condena.

¿QUIÉN PUEDE APELAR?

Toda persona que haya tenido un “fallo adverso” como una declaración de culpabilidad en el tribunal de primera instancia, o a quien se le haya emitido un “fallo final”, por lo general puede “apelar” la decisión a un tribunal superior para que revise el caso. El tribunal de apelaciones revisará la decisión del tribunal de primera instancia con el fin de determinar si se cometieron “errores legales” y, dentro de ciertos límites, revisará los hechos para comprobar si, “como cuestión de derecho,” existen pruebas insuficientes para que se confirme la sentencia del tribunal de primera instancia.

A la persona que presenta una apelación se le llama apelante. El apelante es un individuo que ha perdido su caso en la decisión del tribunal de primera instancia. A la persona que responde por lo general se le llama “apelado” o “demandado.” En los casos penales en California, por lo general ésta es la Oficina del Procurador General del Estado, aunque, bajo ciertas circunstancias, el Fiscal o el Abogado Municipal manejarán una apelación.

CÓMO APELAR

  • Cuando un tribunal de primera instancia da una orden o un fallo final, el acusado deberá presentar rápidamente una “Notificación de Apelación.” Con excepción de los casos en donde la condena es cadena perpetua, las apelaciones no son automáticas. Se debe presentar una Notificación de Apelación con el tribunal en donde se llevó a cabo el juicio y está diseñada para notificar a la parte oponente y al tribunal en donde se realizó el juicio que usted tiene la intención de apelar la decisión.

  • Una vez que se presenta la Notificación de la Apelación, comienza el proceso de apelación al “preparar la copia del acta.” Esto significa que el secretario del juez y la estenógrafa comenzarán a preparar los registros correspondientes, por ejemplo, los documentos presentados en el caso incluyendo “la copia de los autos hecha por el actuario o secretario del tribunal,” (minute order), “el expediente con la información de todos los procedimientos del día” (docket sheet), “pedimentos” y “alegatos,” así como la copia del acta de la estenógrafa de la audiencia o del juicio.

  • Después de que se preparan los documentos de la apelación, el apelante presenta un “resumen de apertura con los argumentos” el cual es un argumento legal, apoyado por casos, estatutos, tratados y otras fuentes legales que apoyan la posición legal del apelante. Entonces la parte que se opone al argumento presenta un “Resumen del Apelado.” Por último, ya que el apelante tiene la “carga de la prueba,” puede, si así lo elije, presentar un “Resumen del Apelante.” Abogados con experiencia en apelaciones como los de Rodriguez, Lewis & Kahn siempre responden a los resúmenes debido a la gran ventaja que se obtiene al tener la última palabra por escrito en el tribunal.

  • Los argumentos verbales presentados ante el Tribunal de Apelaciones se hacen después de que se presentan los resúmenes por escrito del caso y se fija una fecha apropiada para el argumento oral. Por lo general, tres magistrados de apelaciones escuchan el caso en el Tribunal de Apelaciones, y siete jueces lo hacen en el Tribunal Supremo de California. Escuchan el argumento oral de cada lado y con frecuencia interrumpen con preguntas. No es un juicio ni se llama a ningún testigo.

  • Las decisiones del juez (también conocidas como “opiniones” del juez) se entregarán por escrito a las partes, por lo general unas cuantas semanas o meses después, las cuales exponen lo que el juez cree que es la ley y qué lado tiene la razón. Si el tribunal de primera instancia estuvo en lo correcto, se respetará la decisión del tribunal de primera instancia, si éste no estuvo en lo correcto, se revocará la decisión de este tribunal. Algunas veces, solamente se respeta parte de la decisión del tribunal de primera instancia y se revoca parte de la misma. En California, en el Tribunal de Apelaciones, se puede ordenar que la opinión se publique en los registros oficiales si el caso es de valor de precedencia; sin embargo, la mayoría de los casos no se publican porque no agregan nada a la ley existente en California. Todos los casos del Tribunal Supremo de California se publican.

NIVEL DE APELACIONES

Existen diferentes niveles de apelaciones. Una condena por un delito menor normalmente lo escucha el “Departamento de Apelaciones del Tribunal Superior”. Una condena por un delito grave por lo general la revisa el Tribunal de Apelaciones. Las decisiones del Tribunal de Apelaciones son revisadas por el Tribunal Supremo de California, pero por lo general esto se basa en la discreción del tribunal. Por ejemplo, con excepción de los casos de pena de muerte, el Tribunal Supremo de California es quien decide cuáles son los casos que va a escuchar. En un año, solamente unos 125 casos son escuchados por el Tribunal Supremo de California. De éstos, tal vez 25 son casos de pena de muerte y los 100 casos restantes se dividen aproximadamente en un 50/50 entre casos penales y civiles. Obviamente, no resulta difícil llevar un caso al Tribunal Supremo de California. Algunas veces los casos del tribunal estatal de California pueden ser revisados directamente por el Tribunal Supremo de California en una “Solicitud para un Auto de Avocación”, si están implicados asuntos importantes de la ley federal. El Tribunal Supremo de los Estados Unidos, al igual que el Tribunal Supremos de California, es quien decide cuáles son los casos que va a escuchar, lo cual se traduce en unos 100 casos al año.

ÓRDENES O PETICIONES

Otra manera de solicitarle a un tribunal de apelaciones que revise un caso es a través de una “petición.” Éste es un procedimiento extraordinario en donde el tribunal de apelaciones revisa asuntos que no se pueden manejar en una apelación directa. Esto con frecuencia incluye asuntos relacionados con la supresión de pruebas o con la libertad de un individuo que está ilegalmente confinado. Bajo ciertas circunstancias, cuando se trata de un caso de la ley federal, se puede tener acceso a los tribunales federales a través de una Petición de Habeas Corpus (auto judicial que exige que el detenido sea puesto a disposición judicial inmediatamente para determinar la legalidad de su detención).

ABOGADOS CON EXPERIENCIA EN APELACIONES PENALES

La experiencia es la clave para encontrar a un buen abogado de apelaciones. Un abogado debe estar muy familiarizado con todo el proceso del tribunal penal para poder reconocer cuando un juez, un fiscal, abogado defensor, policías o testigos han cometido un error. Solamente con ese tipo de experiencia se pueden ver los errores y se puede preparar una apelación penal con éxito.

Si usted ha perdido un caso penal en California, los abogados con experiencia en apelaciones de Rodriguez, Lewis y Kahn pueden ayudarlo. Tienen más de 70 años de experiencia legal combinada en pelear casos ante los tribunales de apelación. Revisarán todos los expedientes y copias del tribunal buscando los tipos de errores que pueden llevar a juicios nuevos y/o a sentencias reducidas. Diligentemente llevarán a cabo una investigación de todos los estatutos, reglas y casos para encontrar justamente los puntos que harán que su apelación tenga éxito. Comuníquese con las oficinas de Rodriguez, Lewis & Kahn para una consulta gratis y confidencial, y así poder comenzar a trabajar para ganar su apelación penal.

213.297.3800