Rodriguez Lewis & Kahn
213.297.3800
In English
Inicio Perfil de Abogados Areas De Practica Contáctenos

DELITOS DE DROGAS

ESTUPEFACIENTES

En California, los delitos de drogas son algunos de los delitos que más se procesan judicialmente tanto a nivel federal como a nivel estatal. En Rodriguez Lewis & Kahn, defendemos agresivamente a los individuos a quienes se les ha imputado un cargo por posesión, transporte, manufactura, venta, y estar bajo los efectos de las drogas. Los cargos de drogas son muy serios, por lo general se procesan judicialmente como delitos graves y traen consigo una condena potencial en la prisión estatal. Si usted o alguien que usted conoce ha sido arrestado, se le ha imputado un cargo o está siendo investigado por un delito relacionado con drogas, comuníquese con nosotros para una consulta inicial sin costo alguno y podamos hablar sobre su situación legal.

LEY DE CALIFORNIA

California tiene algunas de las leyes de drogas ilegales y estupefacientes más complejas del país. En California, a un individuo se le puede imputar cargos por una variedad de actividades relacionadas con el uso de drogas ilícitas, las cuales incluyen:

  • Posesión (para uso personal o para venta)
  • Venta (que incluye proporcionarle drogas a alguien)
  • Transporte (o tráfico)
  • Cultivo o manufactura
  • Intentar poseer, vender, manufacturar o transportar drogas
  • Estar bajo los efectos de las drogas

Los “estupefacientes” incluyen drogas ilícitas como cocaína en roca o crack, cocaína en polvo, heroína, éxtasis (X), metanfetamina o metanfetamina de cristal. También incluyen drogas que requieren receta médica como calmantes y analgésicos (Oxicodona, Vicodin, Hidrocodona) o drogas para el Síndrome de Atención Deficiente o ADD (Adderall, Ritalin, Concerta).

La manera en la que se imputa el cargo por estos delitos depende de un número de factores, incluyendo el tipo y la cantidad de drogas involucradas, ya sea que las drogas hayan sido para uso personal o para la venta, y si el acusado tiene un historial de antecedentes penales, especialmente condenas anteriores por delitos de drogas. Estos factores afectan si el cargo por el delito de drogas se imputa como un delito menor o delito grave, si se requiere imponer una sentencia en la cárcel o en la prisión, el período de tiempo de encarcelamiento, las cantidades de las multas, los agravantes y la elegibilidad para las alternativas a las sentencias (Programa de la Proposición 36, Programa de Tratamiento y Rehabilitación de Drogas con Sentencia Diferida (“DEJ”), Tribunal de Drogas).

POSESIÓN DE DROGAS PARA USO PERSONAL

Los Artículos 11350 y 11377 del Código de Salud y Seguridad de California establecen que la posesión de estupefacientes o de sustancias ilícitas (por ejemplo, cocaína, metanfetamina, heroína, opio, opiatos, LSD, PCP, hachís), es un delito grave, a menos de que se tenga una receta médica por escrito. El cargo por posesión de marihuana por lo general se imputa como delito menor, a menos de que la posesión haya sido de menos de una onza de marihuana – entonces el cargo puede ser un delito menor o una infracción. Los cargos también se pueden presentar por estar bajo los efectos de un estupefaciente, manejar bajo los efectos de una droga (DUI), estar presente cuando se está usando una droga ilícita, y poseer parafernalia de drogas para inyectarse o fumar drogas ilícitas o estupefacientes. Si a usted le han imputado una cargo de posesión de una droga ilícita o estupefaciente para uso personal como delito grave, a usted se le podría imponer una sentencia de hasta tres años en la prisión estatal. La mayoría de la gente reúne los requisitos para una sentencia alternativa (por ejemplo, para participar en el programa de la Proposición 36 o en el de tratamiento y rehabilitación de drogas) y así poder evitar completamente la cárcel. El terminar satisfactoriamente los programas de sentencia alternativa pueden dar como resultado que se deseche su caso.

POSESIÓN DE DROGAS PARA VENTA

La ley de California hace una distinción importante entre la posesión de drogas para uso personal y posesión de drogas para la venta. Los Artículos 11351, 11351.5, 11378 y varios artículos más establecen que es un delito grave poseer drogas ilícitas con el propósito de venderlas. La fiscalía no necesita probar que usted, de hecho, vendió las drogas, sólo que tenía la intención de venderlas. La intención de vender se puede probar a través de pruebas circunstanciales. Por ejemplo, si las autoridades del orden público van a su casa y encuentran drogas en cantidades más grandes de lo que normalmente se esperaría para el uso personal, eso sería una señal de que había intención de venderlas. Otro indicio de intención de vender drogas es la forma en la que están empacadas, si se encuentran básculas para pesar en gramos, instrumentos para cortar, grandes cantidades de dinero en efectivo, múltiples teléfonos celulares y un lugar fortificado (como barras de seguridad en las ventanas). En Los Angeles, nos hemos enfrentado a muchos casos de drogas que se imputan equivocadamente como cargos por posesión de drogas para venta cuando de hecho son cargos por posesión de drogas para uso personal. La posesión de drogas para venta trae consigo una condena hasta de cinco años en la prisión estatal. Una condena por posesión de drogas para venta queda como un delito en su historial de antecedentes penales, lo que significa que le aumentarán las sanciones (por lo general hasta tres años en la prisión estatal) por una condena de ventas de drogas que se le imponga en el futuro.

VENTA, TRANSPORTE Y SUMINISTRO DE DROGAS

Las leyes del tráfico de drogas en California prohíben transportar, importar (introducir drogas en California), vender, suministrar o regalar una sustancia ilícita o estupefaciente. Este delito de drogas por lo general se procesa judicialmente como un delito mayor de acuerdo con lo que disponen los Artículos 11352 ó 11378 del Código de Salud y Seguridad y se castiga hasta con cinco años en la prisión estatal. Asimismo, se le puede imputar un cargo por un delito de tráfico de drogas si usted ayudó, indujo o conspiró con alguien para traficar drogas. Los cargos por el tráfico de drogas con frecuencia se imputan como resultado de un operativo policíaco, en cuyo caso puede ser posible presentar una defensa por entrampamiento.

MANUFACTURA DE DROGAS

La manufactura, mezcla, conversión, producción, derivación o preparación a través de una extracción química o independientemente a través de una síntesis química o preparación de drogas es un delito grave en California y se castiga de acuerdo con lo que dispone el Artículo 11379.6 del Código de Salud y Seguridad hasta con siete años en la prisión estatal. El cultivar o cosechar marihuana se procesa judicialmente como un delito grave de acuerdo con lo que se establece en el Artículo 11379.6 del Código de Salud y Seguridad y se castiga hasta con tres años en la prisión estatal.

ESTAR BAJO LOS EFECTOS DE UNA DROGA

El Artículo 11550 del Código de Salud y Seguridad establece que es un delito menor usar o estar bajo los efectos de una sustancia ilícita o estupefaciente, excepto cuando lo administra una persona con licencia para prepararla, recetarla o administrarla. Bajo este mismo artículo, es también un delito menor estar ilegalmente bajo los efectos de una sustancia ilícita o estupefaciente cuando se porta una arma de fuego cargada. Una condena subsiguiente con un antecedente penal se procesa judicialmente como un delito grave. Los castigos por un delito menor de acuerdo con lo que estable el Artículo 11550 del Código de Salud y Seguridad trae consigo una sentencia mínima de 90 días en la cárcel del condado. Sin embargo, la mayoría de los delincuentes a quienes se les imputa este cargo pueden reunir los requisitos para participar en el programa de la Proposición 36 o DEJ (Programa de Tratamiento y Rehabilitación de Drogas en Libertad con Sentencia Diferida).

ALTERNATIVAS A UNA SENTENCIA

Creemos firmemente y defendemos a nuestros clientes para obtener una sentencia alternativa para los delincuentes que cometen delitos de drogas, como los programas para el tratamiento y la rehabilitación de drogas. En Los Angeles, dependiendo de sus circunstancias, usted puede reunir los requisitos para recibir una sentencia alternativa como el programa de la Proposición 36 y el Tratamiento y Rehabilitación de Drogas en Libertad con Sentencia Diferida (También conocido como DEJ o Diversion). Hemos encontrado que estos programas son una alternativa efectiva a la cárcel del condado o a la prisión estatal:

  • Proposición 36 – Prop 36
    La Ley para la Prevención de los Delitos y el Abuso de Sustancias Ilícitas, también conocida como “Prop 36,” les permite a los individuos a quienes se les han imputado cargos por un delitos no violentos de posesión de drogas por primera o segunda vez, recibir un tratamiento para el abuso de sustancias ilícitas como una alternativa al encarcelamiento. Una sentencia de la Proposición 36 requiere el tratamiento hasta de un año, con seis meses adicionales de tratamiento de seguimiento.

  • Programa de Tratamiento y Rehabilitación de Drogas en Libertad con Sentencia Diferida – DEJ
    Con el fin de poder reunir los requisitos para participar en un Programa de Tratamiento y Rehabilitación de Drogas en Libertad con Sentencia Diferida, el acusado debe declararse culpable al cargo de drogas, pero no se le condena. Durante 18 meses, el caso se suspende mientras el acusado toma clases de educación para drogas y muestra que puede evitar ser arrestado o condenado culpable de otro delito. Si el acusado termina el curso satisfactoriamente, no se le imputan los cargos, no se queda en su historial de antecedentes penales y se desecha el cargo de drogas.

DEFENSAS

Una de las defensas más cruciales en los casos de drogas se centra en el arresto inicial y la incautación de drogas. ¿Llevaron a cabo legalmente las autoridades del orden público el cateo sin violar sus derechos constitucionales? ¿Tuvieron las autoridades del orden público sospechas razonables para detenerlo, y de ser así, hubo una causa probable para catear el auto o a la persona lo cual dio como resultado que se incautaran las drogas? ¿Tuvieron las autoridades del orden público el derecho legal de catear su hogar o de interceptar sus teléfonos? ¿Fue el soplón una fuente confiable de información? Los cateos y las incautaciones ilegales a veces suceden en los casos de drogas y cualquier prueba que haya sido ilegalmente obtenida, por lo general no se puede utilizar en el caso. De hecho, la supresión de la prueba ilegalmente obtenida con frecuencia ocasiona que se desechen los cargos.

ABOGADOS DE LOS ANGELES CON EXPERIENCIA

Si usted o alguien que conoce se están enfrentando a cargos de drogas, llámenos para hablar sobre su situación legal. Hemos defendido a cientos de clientes en el área de Los Angeles que se enfrentan a cargos penales que van desde posesión simple, hasta venta y manufactura de drogas. El sistema judicial penal está en su contra. ¡NOSOTROS PODEMOS AYUDARLO! Uno de nuestros abogados, Kenneth K. Kahn es un ex-fiscal del Departamento Narcóticos de Los Angeles que trabajó con las agencias estatales y federales como el FBI, la DEA, el Departamento de Justicia de California, LAPD y el Departamento del Sheriff del Condado de Los Angeles investigando, procesando y condenando a los vendedores de drogas, fabricantes, distribuidores e importadores de cocaína, metanfetamina, marihuana, éxtasis y heroína. Ahora, como parte del equipo de defensa penal de Rodriguez, Lewis y Kahn, el Sr. Kahn utiliza su experiencia para ayudar a nuestros clientes y defenderlos en contra de sus cargos penales por delitos de drogas. Permítanos poner nuestros 70 años de experiencia legal combinada a trabajar para usted. Llámenos para una consulta individual, gratis y confidencial para hablar sobre sus opciones legales.

213.297.3800